FÓRMULAS MAGISTRALES

Intro

Según la ley del medicamento, una fórmula magistral se define como:

"El medicamento destinado a un paciente individualizado, preparado por el farmacéutico, o bajo su dirección, para cumplimentar expresamente una prescripción facultativa detallada de las sustancias medicinales que incluye, según las normas técnicas y científicas del arte farmacéutico, dispensado en su farmacia o servicio farmacéutico y con la debida información al usuario."
Las fórmulas magistrales, son especialmente necesarias en algunos campos como la dermatología, oftamología, pediatría, veterinaria.

FÓRMULAS MAGISTRALES

Usos

No existen enfermedades sino enfermos.
Este axioma fundamental en medicina, justifica claramente, la necesidad de la formulaciones magistrales, es decir el medicamento concreto, elaborado para un paciente determinado.
La llegada de la industrialización supuso un gran avance en la calidad y en la fabricación de medicamentos, relegando a la Oficina de Farmacia a un plano muy secundario en esta tarea, sin embargo, actualmente se reconocen múltiples razones por las que siguen siendo necesarias las fórmulas magistrales.

- A veces es necesario tratar a los pacientes con dosis o concentraciones de principio activo que no se encuentran en las especialidades farmacéuticas comercializadas.
- En ocasiones se pueden requerir asociaciones que no existen en el mercado, ya sea por su aplicación a un reducido número de enfermos o sencillamente por problemas tecnológicos de estabilidad de la fórmula magistral.
- Problemas de intolerancia o alérgia hacia determinados excipientes.
- Pueden ser necesarias formas farmacéuticas distintas a las existentes en el mercado.
- Formulaciones con principios activos que la industria farmacéutica ha dejado de preparar por diversas razones y sin embargo siguen siendo necesarios parar algunos pacientes (medicamentos huérfanos).